SECCIONES. TIR NA NOG.

 

 


 

 

 

 

 

 

MABON

 

 

Mabon

 

Ya la tierra comienza a prepararse para recibir los vientos invernales. Las hojas de los árboles se tornan de color marrón marcando así el comienzo de la estación otoñal.

 

Los días se tornan cada vez más cortos, cada vez más fríos, los animales comienzan a guardar su alimento para prepararse para los meses fríos.

 

En el día septiembre 22 se celebraba la festividad de Mabon (literalmente significa Buen Hijo) que correspondía con el equinoccio de otoño y con la segunda cosecha.

 

Después de esta celebración, el descenso en el invierno trae las horas de oscuridad y aumento de la temperatura de refrigeración.

 

Es la época del año en que vence la noche día. Los días se acortan y se alargan las noches.

 

Para los astrólogos es la fecha en la que el sol entra en el signo de Libra, la balanza, lo que refleja adecuadamente el día equilibrado y noche del equinoccio.

 

 

Mabon

 

Esta fue también la época en que los agricultores traían sus productos cosechados para ser pesados y vendidos.

 

 

FESTIVAL DE LA COSECHA.

 

Este es el segundo festival de la temporada de cosecha. Al comienzo de la cosecha, en Lammas (1 de agosto), el invierno se retiró a su mundo subterráneo, y ahora en el equinoccio de otoño regresa a la tierra.

 

Para nuestros antepasados celtas este era el momento de reflexionar sobre la pasada temporada y celebrar la generosidad de la naturaleza y aceptar que el verano ha terminado.

 

Marca un tiempo de descanso después del trabajo duro, y un ritual de acción de gracias por los frutos de la naturaleza.

 

Este es el momento de mirar hacia atrás en el último año y lo que han logrado y aprendido, y hacer planes para el futuro.

 

Es en Mabon cuando el ganado se sacrifica y preserva (salado y ahumado) para proporcionar suficiente comida para el invierno.

 

 

 

Mabon

 

TRADICIONES.

 

EL HOMBRE DE MIMBRE: Consistía en vestir con ropa fina la última gavilla de trigo cosechada o tejer en un hombre o mujer de mimbre.

 

Se creía que el sol o el espíritu del trigo se quedaba atrapado y debía ser puesto en libertad.

 

 

Mabon

 

Esta efigie era quemada por lo general en la celebración de la cosecha y las cenizas se esparcían por los campos.

 

Este sacrificio anual de un hombre de mimbre es considerado por muchos como el origen de la idea errónea de que los druidas hacían sacrificios humanos.

 

 

Mabon

 

MANZANAS: También era tradicional en Mabon colocar manzanas en las tumbas para así honrar a sus muertos, como simbolismo de regeneración y gratitud.

 

Esto también simbolizaba el deseo de reunirse algún día con sus seres queridos.

 

Mabon es también conocida como la Fiesta de Avalon, cuyo significado es "la fiesta de la tierra de las manzanas”.

 

 


 

 

LITHA

 

 

 

El festival de Litha coincide con el Solsticio de Verano y se corresponde en el calendario cristiano con el día de San Juan.

 

Además de los cuatro grandes festivales del año celta pagano (Imbolc, Beltane, Lughnasadh y Samhain), hay cuatro fiestas menores: los dos solsticios y los dos equinoccios.

En el folklore, estos se conocen como los cuatro "cuartos” del año.

 

Litha

 

Litha se celebra generalmente el 21 de junio, pero varía un poco entre el 20 y el 23, ya que depende de la rotación de la Tierra alrededor del sol. De acuerdo con el calendario celta, el verano comienza en Beltane (1 de mayo) y termina en Lughnasadh (1 de agosto), con el solsticio de verano a mitad de camino entre los dos, marcando mediados del verano.

 

En el fondo el comienzo de verano en mayo es más lógico ya que es cuando los días se van alargando y tiene su cenit a mediados de verano (el solsticio) y después comienzan a disminuir, a que el verano comience el día en que el poder del Sol empieza a menguar y los días se hacen más cortos.

 

Eostre

 

 

La humanidad ha estado celebrando Litha y el triunfo de la luz desde la antigüedad. En la Rueda del Año, Litha se encuentra justo enfrente de Yule (Navidad), el día más corto del año, en el que el invierno frío y oscuro llega a su punto de inflexión, los días comienzan a alargarse y la humanidad recibe con alegría el calor, la luz del sol y el esplendor natural.

 

A pesar de Litha y Yule eran fiestas menos importantes para los celtas, se celebran con más alegría que cualquier otro día de la rueda, excepto quizá Samhain.

 

 

Litha

 

La celebración consistía en festejar la Tierra verde en pleno verano, la abundancia, la fertilidad, y todas las riquezas de la naturaleza en plena floración.

 

Este es un momento de magia fuerte y poder, tradicionalmente, la época ideal para las bodas y para la comunicación con los espíritus de la Naturaleza.

 

En Litha, los velos entre los mundos son delgados, los portales entre "lo que conocemos" y los mundos más allá están más abiertos.

 

Este es un momento excelente para los ritos de adivinación.

 

 

Eostre

 

En la festividad de Litha abundaba el uso de guirnaldas o coronas de flores, y, por supuesto, no podían faltar las flores amarillas de la hierba de San Juan.

 

Los ritos celtas de Litha consistían en bulliciosas fiestas comunales en las que bailaban, cantaban, contaban cuentos.

 

Todo ocurría junto a la hoguera que formaban en el centro del pueblo y también hacían procesiones nocturnas iluminadas con antorchas a través de las aldeas.

 

 

Litha

 

La gente creía que los fuegos de Litha poseían gran poder, y que podían alcanzar mayor prosperidad y protección saltando por encima de la hoguera Litha.

 

También era común que los novios se dieran la mano y saltaran sobre las brasas tres veces para asegurar un matrimonio largo y feliz, prosperidad económica y muchos niños.

 

Incluso se creía que las cenizas hoguera poseían poderes de protección contra las lesiones y las malas cosechas y por lo tanto se colocaban alrededor de campos y huertos para garantizar una abundante cosecha. Otras de las costumbres de Litha era llevarse una brasa de la hoguera principal y colocarla el hogar de la propia casa cubierta con abedul, hinojo, hierba de San Juan, Orpin y lirios blancos para la bendición y protección.

 

Litha es una época para celebrar el trabajo y el ocio por igual, es un tiempo para los niños y juegos infantiles. Es un momento para celebrar el final del año creciente y el comienzo del año que acaba, en preparación para la cosecha que vendrá. Solsticio de verano es un tiempo para absorber los rayos del sol que calientan y coger fuerzas para el largo invierno.